EXTRAÑEZAS ÍNTIMAS: inquietud en torno a Das Unheimliche en la sociedad y el arte

Entrevista a Anne Johnson
Por: Irene Adad
3 de octubre, 2019

 

Anne Johnson es Doctora en Antropología Social con portafolio doctoral en Estudios Culturales por la University of Texas. Ha trabajado sobre líneas de investigación: estudios de performance, memoria histórica, artesanía, patrimonio, cultura material y etnografía de Guerrero. Es profesora y académica de tiempo completo en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en el Posgrado de Antropología (Departamento de Ciencias Sociales y Políticas).

Su más reciente trabajo es “Extrañezas íntimas: inquietud en torno a Das Unheimliche en la sociedad y el arte” donde colaboró con dos académicos más, en una serie de ensayos. Desde el inicio del libro se explica el término alemán, Das Unheimliche, como “todo aquello que siendo familiar se convierte en extraño: de tan propio es ajeno”. Tuve la oportunidad de realizar una entrevista con ella, para conversar sobre la publicación,al igual que profundizar en el término Das Unheimliche.

 

¿Cómo surge el interés o tu conocimiento del concepto?
Anne Johnson (AJ): Formo parte de una red de estudios de performance, donde
hemos trabajado más de seis años juntos. Es una red de personas que trabajan
alrededor del performance desde el arte, la antropología y el teatro. Esto nos ha
llevado a realizar seminarios donde hemos tenido la oportunidad de publicar un
libro sobre representación, al igual que revistas. En un evento que tuvimos en 2015
o 2016, surgió el tema de Das Unheimliche. Ahí fue cuando nos interesó esta noción
proveniente de un concepto freudiano. Nos llamó la atención ya que es un concepto,
que a pesar de provenir del psicoanálisis, se está usando en las ciencias sociales,
en al arte, las humanidades y en la crítica literaria. La cultura la solemos pensar
como íntegra, como nuestra casa y nos sentimos bien; gracias a este concepto
comenzamos a considerarla como no estable, fija o cómoda. Es un concepto que
nos hace pensar que no siempre nos sentimos tan bien: hay fricciones, situaciones
inestables y rupturas. Das Unheimliche tiene que ver con el “no sentir bien” dentro
de un contexto familiar o cómodo. Fue una especie de inspiración para, desde
nuestras distintas perspectivas, campos e intereses de investigación, pensar lo
incómodo, pensar lo incierto. Todos esos movimientos, no del todo agradables, que
son parte de nuestra vida cotidiana.

Como investigadora, ¿crees que es necesario desasociarse del concepto Das
Unheimliche ? Es decir, podría traer barreras en la indagación o en la
humanización del otro.
AJ: Yo creo que lo que causa este concepto es hacernos reconocer las fricciones.
Es imposible deshacernos del conflicto. Nunca va a haber una humanidad feliz
utópica porque la diferencia misma suscita este tipo de incomodidades e
incertidumbres. Más bien, más que deshacernos de la incertidumbre e incomodidad,
es reconocer cuándo existe y tratar de actuar con esa incertidumbre en modo de
convivencia.

¿Crees que se puede llegar a una definición colectiva o es subjetivo
(individual)? ¿Depende del contexto?
AJ: Unheimliche no es una característica de un objeto, de una persona; más bien,
cómo reacciono yo ante esa persona. Dentro de la definición, hay aspectos
individuales; lo cual refleja sus orígenes del psicoanálisis que va más dirigido a lo
individual. Lo interesante es cuando extraes el concepto de lo individual y lo
elevamos al plano colectivo, ¿cuándo como sociedad nos sentimos raros frente a
alguna diferencia? Quiere decir que sí es contextual. Cada momento histórico y
cada sociedad puede tener su Unheimliche : las cosas que hacen que esas personas
se sientan raros o incómodos frente a lo extraño.

¿Puedes dar algunos ejemplos?
AJ: Sí, en Japón su concepción de los robots es distinta a la de otros países.

¿Y en México?
AJ: Hay muchos ejemplos… puede ser la presencia del diablo o expresiones
artísticas que juegan con esta sensación (de extrañeza) para provocar algo en el
público. El desierto, en ciertos lugares. Igual este concepto puede tener
consecuencias o efectos políticos.

Claro, como es el caso de los migrantes en Estados Unidos, sirven para un
discurso político.AJ: E incluso en México, la figura del migrante también provoca esa sensación de
“otredad” y tal vez más porque justo en este caso, no es el otro total. Es el otro que
“podría ser yo”, un poco “yo” pero hay cierta distancia. Es una especie de espejo
distorsionado.

Freud se inspira en El Hombre de Arena de E.T.A. Hoffmann, cuéntame un
poco de este cuento.

AJ: El Hombre de Arena es un cuento del Siglo XIX como parte de una literatura
gótica que fue una inspiración para Freud y otros autores que también trabajan esta
noción del Unheimliche . Surgen en un momento histórico donde hay muchos
cambios tecnológicos, sociales y económicos que generan incertidumbre. Usan
figuras como un autómata para demostrar lo tecnológico y lo nuevo, que
desestabiliza la relación entre el objeto y el humano. El cuento de Hoffmann habla
de, entre otras cosas, de un joven estudiante que se enamora de una mujer que
resulta ser autómata. Siempre está la incertidumbre sobre ¿es una mujer? ¿no es
una mujer? Esa figura que es casi humano pero no humano inspira este tipo de
reflexión.

Esto se relaciona a los términos objeto-persona y persona-objeto utilizados en el libro. ¿Crees que al llamar a alguien persona-objeto (el libro clasifica a migrantes, homosexuales, indígenas, mujeres, esclavos, entre otros, dentro de esta categoría) es cosificarlos?
AJ: Absolutamente, es una de las cuestiones que fundamenta el interés en este
concepto. Las personas-objeto forman parte de eso que no queremos ver como
humanos exactamente iguales a nosotros. Entonces sí hay una cosificación. Al
mismo tiempo, sí reconocemos que no son objetos, y por eso incomoda.
En el texto que aparece de Borges, no se habla del otro, sino de uno mismo.

¿Nosotros mismos amenazamos nuestra integridad?
AJ: Nosotros nos podemos considerar parte de Das Unheimliche . Es la noción que
está en autoras como Julia Kristeva, quien explora la idea de, todos somos extraños
para nosotros mismos. Dentro de nosotros mismos estamos fragmentados y hay
partes que no vamos a reconocer o no podemos incorporar.
Finalmente, la Doctora concluyó que en la antropología se suele concebir la cultura
alrededor de lo estable, entero y compartido. La teoría presentada en el libro, nos
ayuda a ver las fisuras existentes a partir de una reflexión.

____________________

Díaz Cruz, R/ Guzmán, A/ Johnson, Anne W. (2019) Extrañezas íntimas: inquietud
en torno a Das Unheimliche en la sociedad y el arte. Gedisa